Por su doble sentido, un oasis es el espacio propicio para pensar: milagro acuoso y vegetal en medio de la aridez, pero también hijo del delirio y la alucinación; la divina ensoñación de los sedientos. Entre los que abren los ojos y los cierran, entre los libres y los cautivos, viajamos muchos en uno, y en uno muchos, oyendo filosofía en algún lugar de Medellín, Colombia.

enunoasis@gmail.com · twitter · facebook