Escuchas

Escuchas II · Ana María Romano G.

“Si hay algo que resuena, es porque algo dice, algo me dice” 

Ser compositora de formación no le impide a Ana María Romano moverse, sin miedo alguno, entre disciplinas, medios y técnicas; desde la danza y el performance, hasta la improvisación musical y el noise, revelando en todas una capacidad de mutar y readaptarse, de estar en constante transformación de sí misma, cosa que hace evidente no sólo al escucharla hablar sobre sus proyectos, intereses y posturas, sino –y sobretodo– al presenciar su particular manera de sonar en vivo y la energía que maneja en sus composiciones.

El uso de software inusual, la exploración con objetos o la relación del movimiento y el cuerpo, condensan una forma original de considerar, tratar y proponer el sonido. La obra de Romano es puro quiebre y búsqueda de la variación. Toda ella emite transgresión; sus obras dialogan constantemente entre formatos; sus sonidos proponen insurrección ante las fronteras y límites musicales y estéticos; su obra, aunque a menudo hecha de frecuencias al borde de lo ‘insoportable’, con golpes y cortes violentos que taladran los oídos, abre a su vez un espacio para la sutileza inesperada, para el silencio y mejor aún, para que simplemente escuchemos de una forma –aunque a veces incómoda–, diferente.

Creative commons 4.0 – 2017