Atomic Valley (El Valle Atómico) es un proyecto derivado de Invisible Valley que busca la exploración del paisaje sonoro a partir del microsonido, realizando procesos de descomposición y recomposición de la materia sonora capturada en el valley invisible, la cual desde procesos de microsonido digital es alterada y reformulada. 

El valle atómico se construye a partir de un recorrido en las escalas del sonido, yendo desde lo micro a lo macro, recorriendo el paisaje desde los átomos, buscando generar nuevos universos de sonido que yacen escondidos en los conglomerados macroscópicos del entorno.Varios artistas de la ciudad han capturado y transformado sonido a partir de las técnicas mencionadas, desde las cuales se construyen composiciones disponibles para escuchar y descargar de forma libre. 

Una exploración de aldeas de microscópicas criaturas sonoras. Sus interacciones plasmadas en territorios de escucha creados a partir de grabaciones de campo de Medellin.

Hecho de fuego, aquel sonido del océano.

Detenerse a escuchar el fluir interno de una gota de agua para encontrar la sutil infinidad del ritmo en un instante, yendo hacia las profundidades de un “pequeño” sonido, donde se encuentra en realidad un vasto océano de inspiración, delicadeza y simple complejidad.

ATV013 es un portal de escucha al interior de un pensamiento, una ruta nacida del arte del aislamiento, capaz de reducir el individuo para crear cuentos de dimensiones ocultas y delicadas realidades encontradas en un simple grano de sonido.

“La individualidad solo es posible si se desenvuelve desde la totalidad.” – David Bohm

Si algo existe, es porque no lo hace, igual a como si hay sombra, ha de ser por la luz. De la misma forma, el punto clave de la escucha no es necesariamente encontrar lo que llamamos sonido, silencio o ruido. Simplemente no hay tal cosa como el punto clave.

Más que un encuentro de partículas, ATV012 es un resultado de la vacuidad sonora, como reuniendo lo que el oído no atrapa pero experimenta, colapsa, transforma y expande. Una especie de alquimia del silencio.

“Llenar la mente consciente con concepciones idealistas es una característica de la teosofía Occidental, más no la confrontación con la Sombra y el mundo de la oscuridad. Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente la oscuridad. Este último procedimiento, es no obstante, trabajoso y por lo tanto no popular.”– Carl Jung

Fluidos de partículas, corrientes de frecuencias, sonoras o de color, humanas o cósmicas, da lo mismo. No dejan de ser barridos de silencio para la mente, tan efímeros como la aurora, tan vacíos como la escucha.

“Como todo es vacuidad, todo es posible.” – Nagarjuna


Una fuerza de absorción, un lugar para la cristalización. Dinámica de estructuras metafísicas. Microsonidos definidos como portales inagotables de posibilidades sobre el silencio de las estrellas. Campos de ilusoria eternidad, como fantasías de frecuencias diseñadas para atraerlo todo y tomar la conciencia nada más que la infinidad.

“Cada átomo de tu cuerpo vino de una estrella que explotó. Y, los átomos en tu mano izquierda probablemente vinieron de una estrella diferente a los de tu mano derecha. Esto es realmente el asunto más poético que conozco de la física: eres todo polvo de estrellas” – Laurence M. Krauss

Una danza microcósmica de información. Creación y destrucción. Caos y orden. Unificación.

Este regreso es pacífico;

Es el camino de la naturaleza,

Eternamente decayendo y renovándose.

Comprender esto trae la iluminación.

Ignorar esto lleva a la miseria.” – Lao Tze


Galaxias del microcosmos. La primera de una nueva serie de lanzamientos colaborativos dedicados a usar el microsonido como una forma de crear galaxias de sonido, grupos de silencio, portales de vida. Sonidos orientados en estados mentales particulares cuyo fin es la exploración de diferentes concepciones de armonía.

“La música es la miniatura de la armonía total del universo, la armonía del universo es la música misma, y el hombre, siendo la miniatura del universo, debe mostrar la misma armonía. En su pulsación, en el latido de su corazón y en su vibración muestra el ritmo y el tono, los acordes armónicos o inarmónicos. Su estado de salud o enfermedad, su alegría o malestar – todo muestra la música o la falta de música en su vida.” – Hazrat Inayat Khan

Registros del caminar de los datos. Tres recorridos capturados entre los pasos, entre translúcidas etapas de la forma. Espacios audibles para estar, detenerse y avanzar. Para buscar, recolectar y continuar. Una invitación para reflexionar sobre el hecho de sumergirse en el proceso interior de andar tejiendo la existencia del universo.

Escuchar es la experiencia de entender el ser como un centro neutro de gravedad.

Gravitas define un punto vibratorio creado para hacerte sentir que eres el centro del universo, constantemente atrayendo silencio a sí mismo y reflejando interminables cadenas sonoras.

“Cada realidad individual, aparte del ser en sí, refleja en ella algo de lo universal, y al mismo tiempo es en sí misma causada por otros individuos.” – D.T Suzuki

Meditaciones sonoras creadas como una cadena de espíritus vibratorios fusionados desde lo micro para alcanzar lo cósmico. Seis piezas creadas intuitivamente y luego combinadas mediante improvisación, componiendo el resultado en tiempo real, jugando con el azar y su tiempo.

Un jardín para la contemplación, para ir a ningún lugar y ser la totalidad. Un jardín para ningún sujeto. Un jardín con ningún objeto. Un punto sonoro dedicado a hacerte invisible, fusionado con cada vibración percibida, o no. Un jardín para la no-mente, para el no-pensamiento. Partículas sonoras organizadas con el objetivo de mostrar que eres tan efímero como el sonido. Karesansui busca una simple y pura experiencia meditativa donde el oyente y el sonido son uno.

“Aquí es, ahora mismo. Comienza a pensar en ello y lo habrás perdido.” – Huang Po

Aqua es un entorno sonoro creado al extraer y procear materiales sonoros, con el fin de construir formas/espacios orgánicos, líquidos, capaces de trascender la realidad como nuevos mundos de sonido. Grabaciones de campo de diversos lugares y objetos transformadas en nuevos organismos y estructuras de microsonidos que, combinadas en el tiempo, crean un nuevo paisaje de información.


Puntos de iluminación en el vacío fluctuando entre el espacio mental.

Estructuras de partículas cercabas al silencio de toda posibilidad. Una única grabación de lluvia procesada para obtener la esencia de sus componentes acústicos, extrayendo de este los “átomo” y reestructurándolos en un delicado paisaje sonoro.

“El vacío cuántico es lo contrario a la nada; lejos de ser pasivo e inerte, contiene en potencia todas las partículas posibles” – I. Prigogine