Echoes

“Yo soy tú”
Ésta paradoja de la unidad ha sido objeto de discusión teórica durante milenios en la humanidad, empero,  la experiencia  sensorial y emocional siempre aporta una conmoción en los límites de lo sublime que en ningún otra manifestacion logra consolidarse tan íntimamente.  “Poema sónico” — lo llamó Rogers Waters—. Todos hacemos parte de la universalidad de nuestro espíritu humano, que se comparte sin encontrarse tantas veces: he creído que el estudio detenido de la literatura junto al gozo de la música expande los horizontes de nuestra imaginación y aventura….

***

Overhead the albatross hangs motionless upon the air
And deep beneath the rolling waves
In labyrinths of coral caves
The echo of a distant tide
Comes willowing across the sand
And everything is green and submarine
And no one showed us to the land
And no one knows the wheres or why
But something stirs and something tries
And starts to climb towards the light
Strangers passing in the street
By chance two separate glances meet
And I am you and what I see is me
And do I take you by the hand
And lead you through the land
And help me understand the best I can
And no-one calls us to move on
And no-one forces down our eyes
And no-one speaks and no-one tries
And no-one flies around the sun
Cloudless everyday you fall upon my waking eyes
Inviting and inciting me to rise
And through the window in the wall
Come streaming in on sunlight wings
A million bright ambassadors of morning
And no-one sings me lullabies
And no-one makes me close my eyes
And so I throw the windows wide
And call to you across the sky

***

En lo alto el albatros cuelga inmóvil en el aire
Y en las profundidades bajo las rodantes olas
En laberintos de cuevas de coral
El eco de una marea distante
Serpentea entre la arena.

Y todo es verde y submarino
Y nadie nos mostró a la tierra
Y nadie sabe los cuándo ni los por qué
Pero algo se despierta y lo intenta
Y comienza a escalar hacia la luz.

Extraños cruzándose en la calle
Por casualidad dos miradas se encuentran
Y yo soy tú y al que veo es a mí
Y te cojo de la mano
Y te llevo por la tierra firme
Y me ayudas a comprender todo lo que pueda.

Y nadie nos dice que nos movamos
Y nadie te cierra los ojos
Y nadie habla y nadie lo intenta
Y nadie vuela alrededor del sol.

Como un cielo despejado caes ante mis ojos que despiertan
Invitándome e incitándome a que me levante
Y a través de la ventana de la pared
Vienen a raudales sobre alas de luz de sol
Un millon de brillantes embajadores de la mañana.

Y nadie me canta canciones de cuna
Y nadie me hace cerrar los ojos
Así que abro las ventanas de par en par
Y te llamo a través del cielo.

Creative commons 4.0 – 2017